Horribilia visu aedificia

La concepción de la belleza es muy subjetiva y cambiante con el tiempo y los criterios sociales. Pero en ocasiones, la gran mayoría se pone de acuerdo cuando algo es feo a rabiar.

En esta sección voy a recopilar algunos edificios, en pleno Bilbao, feos hasta decir basta y que curiosamente, en ocasiones, son obra de conocidos y reputados arquitectos, lo que le da un punto extra de interés.

Además, ¿que haríamos con la belleza si no existiera su contraste, la fealdad?

Hay edificios feos o extravagantes pero que eres capaz de pararte un rato para mirarlos y contemplarlos. Pero los de esta sección, estoy seguro que aunque hayas pasado miles de veces a su lado, nunca los has mirado ni les has dedicado un segundo. Esta es mi definición de los “horribilia visu aedificia” más próxima al desdén que al adjetivo

Horribilia visu aedificia