Edificio Gran Vía 24

P1050956

P1050957

P1050958

Edificio del siglo XIX, concretamente de año 1886, obra de Joaquín Rucoba Octavio de Toledo. Situada en plena Gran Vía, es conocida por todos los bilbaínos por acoger en sus bajos a la pastelería Arrese que ocupa este lugar desde 1923 hasta la actualidad y cuyas trufas son unos de los referentes de la capital

Estación de tren de Zabalburu (García Salazar 32)

P1060076

P1060079

P1060080

P1060081

P1060084

P1060085

P1060109

La estación de Zabálburu, por su parte, es un proyecto del arquitecto Eduardo Aurtenechea. En un principio no estaba prevista, pero las demandas de los vecinos de Irala y Zabala, reivindicando la misma, fue tenida en cuenta por Bilbao Ría 2000, que modificó el proyecto inicial. Así surge esta estación que se encaja, a cielo abierto, en una trinchera profunda. Cuenta con un andén central y escaleras mecánicas cubiertas, además de con un original vestíbulo en forma de cápsula. Pero lo más significativo de esta estación es el volumen de acero inoxidable, soportado sobre una pantalla de hormigón, que acompaña a las escaleras mecánicas y sirve de apoyo a la pasarela.

Inaugurada el 3 de marzo de 1999

Estación de tren de Autonomía (Avda Ferrocarril 8)

IMG_0900

IMG_0901

IMG_0902

IMG_0903

IMG_0940

IMG_0941

IMG_0942

La estación de Autonomía, que conecta Basurto con las distintas redes de transporte del nuevo Bilbao, obedece también a las demandas de los ciudadanos del barrio. Esta estación, situada debajo de la futura Avenida del Ferrocarril y obra de la arquitecta Cristina Pérez Iriondo, incorpora, como la de Ametzola, un novedoso sistema de insonorización y se configura, además, en una galería permanente de exposiciones de fotografía y otras disciplinas artísticas para el disfrute de los 5.000 viajeros que la utilizan cada día.

Inaugurada el 29 de mayo del 2000

Casa Torre Urizar (Gina 2)

P1060043

P1060044

P1060045

P1060050

La Casa Torre Urizar, también conocida como la Torre de Irala o el Caserío Gina, es el vestigio de una edificación del siglo XVI que fue remodelada en el siglo XVII.

Hoy está catalogado como de Protección Especial, Nivel A. Hace unas décadas que el Ayuntamiento de Bilbao se hizo con él. Primeramente se alquiló como caserío pero el deterioro progresivo del mismo hizo que los inquilinos fueron indemnizados para que vaciaran el lugar y así dar comienzo a las obras de remodelación del edificio.

La remodelación mencionada se realizó en 2009 por Oneka arquitectura y tras varias propuestas sobre su destino final, a día de hoy está ocupada por la Asociación de Jubilados del barrio de Irala

Hay dos versiones sobre su historia

1) Una que la considera como una Casa Torre propia de los señores de la época  que tenían a bien mantener disputas banderizas continuas con sus vecinos

Casa-torre Urízar : La construcción a la que nos referimos mantiene un marcado carácter rural en el centro de una isla definida por las calzadas circundantes. Señalada por diversos autores como la originaria casa-torre Urízar, su disposición primitiva se ha visto afectada, en el tiempo, por su uso como caserío, lo que ha alterado, sin lugar a duda, la fábrica inicial que, de todos modos, fue objeto de una importante reestructuración en el siglo XVII. De la torre medieval subsisten algunos restos constructivos, con especial referencia a las ventanas apuntadas y saeteras existentes en las fachadas del edificio. Sin embargo, de la modificación del siglo XVII, permanecen importantes elementos tipológicos y morfológicos, amén de diversos detalles arquitectónicos (como la columna que parte la luz del acceso principal) que, en cualquier caso, son acreedores de su restauración y conservación como pieza importante de nuestro patrimonio histórico y artístico. En este sentido, y al margen de otras cuestiones puntuales, el interés compositivo de la principal de las fachadas, que nos remite al momento del siglo XVII en que se produjo la modificación mencionada, es incuestionable. Se cita a los titulares del mayorazgo de Larranburu, descendientes del comendador Martín de Arana, como los constructores de la vieja casa-torre, en los conflictivos tiempos de las guerras banderizas, aproximadamente a la mitad del siglo XV. Esta relevante casona, ahora en estado lamentable, es, pues, lo poco que queda, salvadas las referencias toponímicas. (Texto de Elias Mas Serra en  Revista Bilbao octubre 2006)

2) Otros se inclinan por considerarla la casa de un rico agricultor que la edifica teniendo como modelo las casas de los señores de la época, las casas torre

La Torre de Irala, la que en realidad no es una torre, a mí me suele tocar siempre poner la parte negativa, la de decir “pues no era”, no, efectivamente la Torre de Irala no es una casa torre, es, más bien, una casa palacial, porque tiene una planta más ancha, con un volumen más apaisado, y la parte superior es un recrecimiento.

Es un edificio que se rehízo casi íntegramente en el siglo XVII pero que conserva algunos restos algunas ventanas apuntadas de la que probablemente fue suprimir primitiva imagen sería la mansión de un campesino acomodado, es decir en torno al año mil quinientos, Bizkaia conoce una época de absoluto esplendor, yo creo que jamás ha habido tanto dinero en Bizkaia como en aquellos años, en torno a los años mil quinientos como digo, aquí hay muchos campesinos que prosperan y se construyen una casa nueva. Claro que imitan a la casa que en ese momento es la más prestigiosa, la torre, y entonces hacen una especie de torre pero, claro, más residencial, más cómoda, incluso en algunos casos más agropecuaria, porque al fin de cuentas son campesinos en muchas ocasiones. Esto probablemente fue Irala, la casa de un campesino muy acomodado. Es la única que queda más o menos completa en Bilbao ( Texto de Juan Manuel González Cembellín)

Imágenes de la casa torre hacia 2006, antes de la remodelación

Captura

Captura2

Captura3

lacasatorre

lacasatorre2

Edifico de la Granja (Plaza Circular 3)

P1050974

P1050975

P1050987

Este edificio medianero de la plaza Circular de Bilbao tiene un largo recorrido:

Inicialmente fue un edificio de viviendas levantado en 1886 por Severino Achúcarro Mocoroa. Posteriormente, en el año 1931, Ricardo Bastida Bilbao lo transforma para ser la sede del Banco Vitalicio de España.

Pero es Jose Ángel Zabala Suárez quien primero en 1991 lo trasforma, elevándola en altura, para ser la sede de la Compañía de Seguros Previsión Española y con posterioridad realiza unas obras de rehabilitación del edificio, en 2006, para ser la sede de la compañía de Seguros Helvetia Previsión, quien vende el edificio en 2017 a un grupo inversor.

Pero si por algo se conoce este edificio es por albergar en sus bajos al famoso Café La Granja “situado en el centro neurálgico de Bilbao, con su fachada principal hacia la plaza Circular y con conexión a la calle Ledesma. Fue inaugurado el 31 de julio de 1926, festividad de San Ignacio, patrón de Bizkaia, por la familia Lozano.

Fue construido al estilo de los “grandes cafés franceses”, con entrada a dos calles. Dispuso de 325 metros cuadrados de planta y sus techos de 4,40 de alto le dieron la amplitud y diafanidad de espacio características, a la que contribuyó la elegante sencillez de su larga barra de madera tallada, sus columnas de hierro forjado y las lámparas art nouveau (procedentes de la remodelación del teatro sevillano Lope de Vega).

El legendario establecimiento, vigente durante 90 años, cerró definitivamente el 8 de febrero de 2017 al vender Helvetia Seguros el edificio de la Plaza Circular en el que se ubicó. (Wikipedia)

23d0358aa7f3683a3fd0ff3ce56fd231

068c31f6bed266706c775d9cd09105ca

542479829_bc95586df8Imágenes de distintas fuentes de Google

Desde entonces permanece cerrado. Destaca su cierre con una persiana decorada por Kero con escenas de Bilbao del año 2015

Edificio Plaza Euskadi 3-4

P1050436

P1050399

P1050403

P1050406

P1050408

P1050409

P1050412

P1050419

Este par de edificios situadas a derecha e izquierda de la Torre Iberdrola como si la abrazaran, fueron concebidos en el año 2006 por el prestigioso equipo de la OAB (Carlos Ferrater Lambarri, Xavier Martí y Lucía Ferrater ) y de Luis Domínguez Viñuales

El proyecto plantea una óptima orientación en la disposición de las viviendas. La volumetría queda definida por el tratamiento de la envolvente exterior. Ventanas Unicity de Technal, máxima discreción y entrada de luz natural. La luz es la principal protagonista de estas viviendas, aunque exterior mente la sensación no sea ésa. (Texto de Lanleku)

El estilo es muy reconocible en otras obras de este arquitecto como Multi Housing / Apartment Building on Roger de Flor and Ali Bei, Multi Housing / Lesseps Housing, Multi Housing / Vertix Housing o Multi Housing / Paseo de Gracia Building 99

Edificio Rodríguez Arias 70

P1050072

P1050073

P1050074

Este elegante edificio, que ocupa la esquina entre la calle Rodríguez Arias y la avenida de Sabino Arana, me recuerda a una modernización del estilo racionalista que imperó en esta zona de Bilbao dos o tes décadas antes.

Del año 1977, es obre de los hermanos Pedro Ispizua Uríbarri y Francisco Javier Ispizua Uríbarri. No confundir a este Pedro Ispizua con Pedro Ispizua Susunaga., el predecesor de una saga familiar de arquitectos que continúan la actividad en la actualidad con la cuarta generación

 

Edificio Sabino Arana 31

 

P1050034

P1050035

En 1945, Francisco Hurtado de Saracho Epalza pone en pie este edificio de viviendas con el estilo habitual de la época, el racionalismo.

En el 2004 se realiza una reparación de las fachadas y rehabilitación del edificio a cargo de Santiago Dios López, Jose Luis Nolasco Juarrero, Juan Elexpuru Arteche e Iñigo Lafarga Ibañez