Edificio Askao 9

IMG_0126

Muy curioso este edificio de la calle Askao. Data de 1909 y fue construido por Manuel Camarón, que no era arquitecto sino maestro de obras, cosa muy común en otras épocas.

El edificio, que ha terminado como una tienda, se ha quedado empotrado entre los edificios colindantes con una altura más baja que llama la atención

La obra de Manuel Camarón en la calle Ascao que se mantiene, hoy en día, con algunas leves pero correctas modificaciones.

El proyecto del Maestro de Obras Manuel Camarón lo elaboró en 1909 coincidiendo con una serie de obras de “carácter menor” planeadas, fundamentalmente, por un conjunto de Maestros de Obra que participaron en la concreción del Bilbao de aquel tiempo. La conceptuación de estas obras, que aplicamos a los trabajos de estos maestros de obra, son una valoración muy particular, que de forma notable, se ve en ocasiones sujeta a contradicciones flagrantes como en el caso del que nos estamos ocupando que tanto por su carácter estético como por su durabilidad en el tiempo rebasa la definición que le confiere un valor de menor importancia. Señalaremos, que el trabajo de Manuel Camarón se prolongó en Bilbao en el período que abarca desde 1903 a 1915 y en el tiempo de su trabajo, sabemos de la cita de 28 obras de este autor entre las referencias de los diferentes trabajos de los Maestros de Obras en la Villa.

Una de las consideraciones singulares que se refieren a esta obra es la de su perduración en el tiempo como hemos citado anteriormente. Hoy tal como lo que se ha referido en algunos estudios lo que fue un mero pabellón industrial mantiene su presencia en la zona como local de venta y exposición de vestuario y moda. Para ello ha sido preciso adaptar algunas cuestiones constructivas y en particular incidir en los planteamientos decorativos en concordancia con el uso y destino en nuestros tiempos para esta construcción. Situada en la calle Ascao y, prácticamente, como fondo de la calle de los Fueros es una referencia de la transformación que en los últimos años ha incidido en las construcciones históricas de las Siete Calles. Responde, en todo caso, a los criterios edificatorios de los comienzos del siglo XX.

Sin embargo por su resistencia al tiempo y a pesar de los sucesivos cambios auspiciados por este, el pabellón sigue en pie dando testimonio de su lenta transformación y el valor de ese testimonio en relación a una época que reconocemos como un pasado no demasiado lejano. Situada en el número 20 de la calle Ascao, hoy número 9 se levantó, a instancia de don Doroteo R. de Mora, que fue quien solicitó el permiso para instalar una pequeña industria provisional. El proyecto de construcción tuvo que enfrentarse a los obstáculos derivados de la escasa dimensión del solar. Concluida por el semicírculo del hastial proyectado para el remate de la misma, ha soportado las diferentes circunstancias han hecho de su fachada una referencia viva y amable para el transeúnte de nuestro barrio histórico. Este es el breve episodio de arquitectura que se refleja en el entramado siete callejero como una referencia plástica que aporta, al paisaje urbano, la imagen casi escenográfica que encaja valientemente en la sucesión de fachadas que se despliegan, en este caso, por el frente correspondiente de la calle Ronda. (Texto de Elías Mas Serra en el periódico Bilbao)

Captura

 

Imagen de Google